El Güero Que Grabó su Muerte

Brad Will encontró en México la bala que puso fin a su vida de trotamundos;
conocido en el hemisferio, él estaba con su cámara donde había conflictos sociales.
 

Todo lo graba la cámara. El testimonio de la encabronada señora, el automóvil incendiado, el humo que se va hacia el cielo y los balazos lanzados contra la APPO por los policías municipales de Santa Lucía del Camino disfrazados de "vecinos". Debajo de un tráiler, grabando la primera balacera de la tarde, el camarógrafo pregunta: "¿Quién es el que dispara?, ¿quién es?" Y una voz anónima le dice: "El de blanco, el de blanco".

El tiroteo sigue, es hasta pausado. El pistolero al que se refiere el anónimo acompañante es un joven de menos de 25 años de edad que se resguarda tras un árbol y dispara de vez en vez. La cámara lo sigue grabando todo.

"¡Hay más, hay más porros!", dice el camarógrafo cuando ve con su lente como llegan hasta la esquina de la calle Calicanto más jóvenes y también más disparos.

Una de las llantas del tráiler le sirve de resguardo para no ser visto por los nuevos pistoleros que, de repente, cuando han logrado ser más, demostrar su supremacía, deciden irse, abandonar la barricada que hace menos de media hora decidieron levantar a punta de pistola.

Ellos corren y la cámara que los grababa también corre. La toma es del piso, una sombra, unos zapatos, los de Brad Will.

Ahora son los appistas los que aparecen en la imagen de la cámara. Salen de sus escondites después de haber sido atacados a balazos. El camarógrafo les cuenta lo que ha podido grabar. Ellos de por sí ya están listos para ir por ellos. Traen palos, pasamontañas, piedras y –en la cara de algunos– hasta precaución. Poco a poco se van acercando hasta los "porros priistas". De por sí lo hacían con cautela, pero ahora lo hacen con más.

"¡Arriba el pueblo, cabrones!”, grita un encapuchado de la APPO, mientras otro de sus compañeros cruza la calle en medio de un tiroteo lejano de los policías disfrazados de civiles.

***

El video entregado a MILENIO por Indymedia y que hoy domingo circula libremente (http://mexico.indymedia.org/oaxaca) se llama "Infamia contra Bradley ataque armado en Santa Lucia del Camino, Oaxaca by indyOax-Mal de Ojo TV".

Así lo presentan sus compañeros: "Hombres armados al servicio de Ulises Ruiz atacaron una de las barricadas cercanas al municipio de Santa Lucía del Camino. Durante la agresión armada varias personas resultaron heridas y Bradley Will murió luego de recibir un balazo. Esta edición corresponde a los últimos fragmentos de video que el colaborador de indymedia realizó antes de ser asesinado.

***

Los balazos dejaron de sonar un momento. Un joven de sudadera gris lanza un cohetón. Parece que todo está tranquilo en la calle. Hasta parece seguro el resguardo desde donde Brad Will graba con su cámara de video del enfrentamiento entre miembros de la APPO y policías municipales de Santa Lucía del Camino disfrazados de vecinos.

Justo delante de él hay por lo menos 10 miembros de la brigada opositora que, con un camión de volteo, acababan de instalar una barricada en plena calle, pensando que así las balas no pasarían.

Pero no era así. De repente, entre el camión de volteo y la decena de appistas pasa una bala, entonces la cámara que ha venido atestiguando todo se tambalea y se oye un grito: es de su dueño, quien se desgarra de dolor mientras alguien le dice, más con fe que con certeza: "¡Estás bien, estás bien, güey!"

"Ayúdenme, ayúdenme", grita él, mientras se registra el caos de su agonía. "Le dieron al güero", gritaría exasperado un hombre refiriéndose a Brad Will, el camarógrafo que grabó su muerte en Oaxaca.

***

Dice Al Giordano, periodista y amigo de Brad, que éste "era conocido y querido por todo el hemisferio, desde Nueva York, pasando por Sao Paulo hasta la ciudad de México. Esta noche, su cuerpo yace en la misma morgue oaxaqueña que visitó la semana pasada para hacer su reportaje. No desaparecerá silenciosamente dentro de la noche de represión que el gobernador ilegítimo Ulises Ruiz, el presidente Fox y su sucesor ilegítimo Calderón han creado en Oaxaca y, de hecho, en muchos partes de México. Era inevitable que pronto un reportero internacional se uniría a la lista creciente de los asesinados bajo los regímenes represivos de México (ya violaron y golpearon a otros periodistas en Atenco y los deportaron). Esta noche fue Brad –haciendo el trabajo responsable y urgente, cámara de video en mano – quien rompió el cerco de los medios comerciales”.

   
  Diego Osorno


Extraido del periodico milenio.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s