Un Niño, una laptop

Desde hace algunos meses he seguido el desarrollo del programa One Laptop Per Children (OLPC), creado por Nicholas Negroponte del MIT y apoyado por la ONU, que tiene como meta lograr que todos los niños del mundo tengan acceso a una computadora portátil (Laptop) como herramienta de aprendizaje. Es interesante observar el crecimiento y aceptación que muchos países han mostrado en este proyecto, y triste saber que México es uno de los pocos que no aparece en la lista.

Negroponte y su equipo trabajan en el diseño de una laptop de bajo costo, y se han puesto como meta fabricar la “Laptop de Cien Dólares” con el objetivo de convencer a los gobiernos de todos los países del mundo para invertir en equipos de este tipo y brindarlos a todos lo niños en edad escolar. En la primera fase del proyecto contemplan manufacturar entre siete y diez millones de unidades que serán distribuidas en China, India, Tailandia, Egipto, Nigeria, Argentina y Brasil, y probablemente el estado de Massachussets en Estados Unidos. Así mismo plantea un esquema en el que estos equipos sean financiados inicialmente por los gobiernos, y después por los propios niños a través de programas de apoyo voluntario.

Citando a Negroponte, “El recurso natural mas importante que tienen los países son sus niños”, y el dotarlos con una Laptop como herramienta de aprendizaje, y conectarlos a la fuente acumulada de conocimiento mas grande de la humanidad, Internet, hace posible que accedan a recursos educativos de calidad, que considero como una de las vías primarias para combatir la pobreza, desigualdad social, y terminar con la violencia y otros problemas.

Estando inmersos en plena era del conocimiento, creo que podemos estar de acuerdo en que si brindamos una Laptop a cada niño Mexicano podríamos acelerar su formación académica y al mismo tiempo mejorar su nivel, permitiendo que el proceso de aprendizaje sea interactivo y que cada estudiante pueda explorar libremente los temas de su interés, y no depender del maestro como única fuente de entrega de contenidos educativos a nuestros niños, que como se ha visto en casos como Oaxaca, no son precisamente maestros profesionales quienes se encargan de educarlos. Creo que como país estamos dejando pasar una oportunidad única. Solo imagine el impacto si lográramos afirmar que en México, “Un Niño, Una Laptop”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s